Localización, desatasco y limpieza de arquetas

Una arqueta es un pequeño depósito utilizado para recibir, enlazar y distribuir canalizaciones subterráneas. Suelen estar enterradas y tienen una tapa superior para evitar accidentes y poder limpiar su interior de impurezas. Se utilizan en redes de saneamiento, de agua potable y de regadío, pudiendo albergar las llaves de corte de redes enterradas. También se utilizan en redes de distribución de electricidad y otros servicios cableados, como los de telecomunicaciones.

Existen diferentes tipos de arquetas que el técnico en desatascos precisa conocer. Las "arquetas sifónicas", que se colocan antes de las conexiones con la red genera, para evitar malos olores en la red privada.
La principal dificultad de este trabajo reside en el hecho de que, a veces, no están localizadas, por lo que en estos casos usamos detectores y cámaras de televisión para encontrar el sitio exacto.

El desatasco se realiza con la ayuda de un camión cuba.