Desatascos y limpieza de sifones

El sifón es una tubería formada por un tubo en forma de "U" invertida, con uno de sus extremos sumergidos en un líquido, que asciende por el tubo a mayor altura que su superficie, desaguando por el otro extremo. Para que el sifón funcione debe estar lleno de líquido, ya que el peso de éste en la rama del desagüe es la fuerza que eleva el fluido en la otra rama.

El mantenimiento y limpieza periódica de los sifones es de vital importancia. Su mal estado es una de las causas más frecuentes de desperfectos en los inmuebles, ya que al no evacuar el agua hacia el exterior de la vivienda, ésta puede filtrarse en otras dependencias del edificio y provocar graves y costosos perjuicios a terceros.